América Latina y el Caribe

  • Haití avanza hacia la eliminación de la rabia

    Paula Leighton

    31/07/17

De un vistazo

  • En cuatro años Haití mejoró su vigilancia y vacunación de animales para reducir la rabia en el país.

  • Lo hizo gracias a un programa integrado de manejo de mordeduras y capacitación de médicos

  • Ahora todo el país tiene acceso a vacunación antirrábica luego de la mordedura

En los últimos cuatro años Haití ha avanzado en forma importante en el manejo de la rabia, dejando atrás una serie de actitudes y prácticas de la comunidad y profesionales de la salud que contribuían a mantener a ese país como uno de los pocos de Occidente que aún registra muertes de personas por mordedura de perros infectados.

“Hemos visto mejorías notables en la capacidad de laboratorios, vigilancia de rabia en animales y vacunaciones masivas de perros”, dice a SciDev.Net Ryan Wallace, director de la Unidad de Epidemiología de la Rabia de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de EEUU, que trabaja con OPS y autoridades haitianas en esta área.

La situación contrasta con los resultados de una encuesta de conocimiento y prácticas sobre la rabia en Haití liderada por el mismo Wallace en 2013 y cuyos resultados se publican en la revista Epidemiology & Infection (julio).

En ese entonces, 2,8 por ciento de los profesionales sanitarios mencionaba la vacunación antirrábica como parte del tratamiento por mordedura de perro y 15 por ciento había sido capacitado en prevención. Entre 171 víctimas de mordeduras, solo 31 por ciento había recurrido a vacunación. Pero desde entonces “un programa integrado de manejo de mordeduras y evaluación de perros atacantes implementado en 2013, y la capacitación a médicos en prevención de rabia, que realizan desde 2015 la OPS y el Ministerio de Salud de Haití”, ayudaron a mejorar la situación.

“Cuando empezamos, cinco unidades de salud tenían la vacuna antirrábica para humanos, ahora tenemos 115 y en tres meses completaremos 130 a 140, es decir, todo el país con acceso a vacunas”, dijo a SciDev.Net Julio Pompei, coordinador de Zoonosis de Panaftosa/OPS.

No obstante, ambos expertos coinciden en que el principal desafío para eliminar las muertes por rabia es vacunar a 70-80 por ciento de los perros que hay en Haití (entre 900.000 y 1,3 millones).

Wallace estima que con campañas anuales durante siete años “la rabia se eliminaría de Haití”. Sin embargo, Pompei destaca que Panaftosa actualmente discute con OPS y los ministerios de Salud y de Agricultura haitianos y dominicanos “una propuesta para eliminar la rabia de toda La Española en tres años, a través de vacunaciones caninas masivas”.

“Tenemos todo para eliminar este flagelo de las Américas: vacunas, metodología y conocimiento. Solo faltan donantes”, dice, adelantando que recurrirán a todos los organismos que puedan aportar financiamiento.

Enlace al estudio completo en Epidemiology & Infection (PDF)