América Latina y el Caribe

  • Argentina crea vacas GM con mayor rendimiento lechero

    Martín De Ambrosio

    21/11/08

[BUENOS AIRES] Fue bautizada "Porteña" y es la tercera dinastía de vacas clonadas y transgénicas que presenta en sociedad la empresa argentina Bio Sidus.

Se trata de una serie de animales modificados en laboratorio mediante ingeniería genética, para que produzcan en cantidad la hormona de crecimiento bovina.

La intención es que, en el futuro cercano, esa hormona esté disponible en el mercado veterinario y pueda así aumentarse hasta en 20 por ciento la producción lechera en "vacas comunes", pasando de unos 25 a 30 litros diarios.

"No es que la leche que producen nuestras vacas se ingiera, sino que es un medio para conseguir altas cantidades de proteínas que actualmente se obtienen por otros medios más costosos", aclaró a SciDev.Net Andrés Bercovich, gerente de investigación y desarrollo de Bio Sidus.

Una vez ordeñado el animal, se purifica la leche hasta conseguir el producto inyectable que se venderá.

La empresa dio a conocer a través de un comunicado que el sistema funciona y que los animales transgénicos producen la hormona. "Es una prueba de concepto y de que todo viene saliendo según lo esperado. Ahora hay que buscar animales que produzcan más cantidad", agregó el bioquímico.

La dinastía "Porteña" es la tercera de las desarrolladas por el llamado tambo farmacéutico, proyecto que se inició en el año 2000 y para el cual ya se han invertido unos US$ 8 millones, de los cuales uno a dos millones se destinaron a la última dinastía.

Anteriormente habían visto la luz las dinastías "Pampa", con el agregado de la hormona de crecimiento humano y que está pronto a salir al mercado, y "Patagonia", que vienen con un gen para la producción de insulina.

Pero Bercovich auguró que habrá más. "Tenemos un proyecto con Australia para la producción de péptidos antibióticos y, por otro lado, creemos que también los anticuerpos monoclonales se pueden obtener por esta vía", vaticinó.