América Latina y el Caribe

  • América Latina: clima afecta 31 sitios Patrimonio Mundial

    Lisbeth Fog (Colombia)

    13/06/16

De un vistazo

  • Informe mundial revela impacto del cambio climático en sitios declarados Patrimonio de la Humanidad

  • En América Latina, de los más de 130 sitios declarados Patrimonio, 31 son vulnerables a los efectos del cambio climático

  • Seis de ellos, ubicados en diferentes países de la región, son los más afectados

[BOGOTÁ] De más de 130 sitios declarados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad que hay en América Latina y el Caribe, la organización identificó seis de ellos como los más afectados por el cambio climático.

Con base en estudios científicos recopilados por la Unesco, el informe “Patrimonio mundial y turismo en un clima cambiante”, presentado el 26 de mayo, describe 31 sitios culturales y naturales de 29 países que son vulnerables al aumento de las temperaturas o del nivel del mar, la intensificación de los fenómenos climáticos, el empeoramiento de sequías, de las largas temporadas de incendios forestales y el derretimiento de glaciares.

1 Patrimonio vulnerable informe.jpg
Informe presentado por Unesco.

El informe recomienda al comité de selección del Patrimonio Mundial incluir el criterio del impacto que pueda tener el cambio climático en los sitios que han sido nominados para ser considerados como tales.

Incluso cabe la posibilidad de que aquellos que ya se incluyen en la lista dejen de estarlo porque pierden sus características por culpa de los efectos del cambio climático. Los países deben demostrar que pueden mantener y conservar los lugares.

Islas en peligro

2 Patrimonio vulnerable-Rapa Nui-Pascua-Unesco.jpg
Parque Rapa Nui, Isla de Pascua (Chile). Crédito: Bart van Dorp.

El Parque Nacional Rapa Nui, en Isla de Pascua (Chile), fue declarado patrimonio mundial en 1995. Famoso por sus estatuas míticas llamadas moais, a 3.500 kilómetros de la costa de Chile en el océano Pacífico, podría sufrir de escasez de agua por falta de lluvias, aumento del nivel del mar, inundaciones costeras y erosión.

El impacto de esta última está afectando el sitio arqueológico, y el daño causado por las alturas de las olas fue identificado por estudios como la principal amenaza.

3 Patrimonio vulnerable- galapagos-Emilio Sa0301nchez-Presidencia-Ecuador
Estación Científica Charles Darwin, Galápagos (Ecuador). Crédito: Presidencia de Ecuador.

También en el Océano Pacífico, las islas Galápagos son famosas por las especies de plantas y animales que allí se encuentran. De las 500 plantas vasculares nativas, 180 solo se encuentran allí y de las 2.900 especies del ambiente marino, 18 por ciento son endémicas.

Declaradas Patrimonio mundial en 1978, el turismo y el aumento de la población son la mayor amenaza identificada en este archipiélago ecuatoriano, así como la introducción de especies invasoras y la pesca ilegal.

Ahora, el cambio climático también ha profundizado estos problemas y adicionado otros como el aumento en el nivel del mar, el calentamiento del océano y la atmósfera, la acidificación del agua oceánica, cambios en las lluvias y eventos extremos, como el Fenómeno del Niño.

Los ecosistemas naturales del continente

4 Patrimonio vulnerable-parque huascaran-martin-necktru-unesco.jpg
Parque Nacional Huascarán (Perú). Crédito: Bart van Dorp.

El Parque Nacional Huascarán, en la sierra central del Perú, con su pico más alto casi a 7.000 metros sobre el nivel del mar, extiende su belleza en más de 340.000 hectáreas, y se caracteriza por su alta diversidad en flora y fauna, principalmente por la gran variedad de aves.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1985, los casi 660 glaciares y 300 lagunas constituyen uno de los principales recursos de agua para las comunidades locales, pero el cambio climático redujo en más de 30 por ciento estos ecosistemas: 151 glaciares desaparecieron y con ellos la disponibilidad de agua.

Algunos estudios demuestran que la temperatura aumentó 0,39°C por década entre 1951 y 1999. 

5 Patrimonio vulnerable-mata atlantica-unesco.jpg
Mata atlántica. Crédito: Bart van Dorp.

Por otro lado, la mata atlántica, un área que se ubica en territorio brasileño y que fue declarada patrimonio natural en 1999, alguna vez fue un bosque que cubría 134 millones de hectáreas; hoy está reducido a 15 por ciento del área original y lo que queda está muy fragmentado.

Con varios ecosistemas amenazados por el desarrollo urbano, el cambio en el uso del suelo, la tala ilegal y la ocupación, el cambio climático suma a estas circunstancias el aumento del nivel del mar y las temperaturas extremas, causantes de inundaciones y deslizamientos y con ellos degradación del hábitat.

Ciudades históricas

6 Patrimonio vulnerable- Cartagena-LisbethFog.jpg
Cartagena de Indias (Colombia). Crédito: Lisbeth Fog.

El puerto de Cartagena, en Colombia, con sus fortalezas y grupo de monumentos, es desde 1984 patrimonio mundial, por sus edificaciones coloniales y su arquitectura militar de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Fundada en 1533, su ubicación costera la hace una de las ciudades caribeñas más vulnerables al aumento del nivel del mar: entre 1993 y 2010 subió 5,3 milímetros al año, el doble del promedio de la región, a causa de factores como urbanización extensiva, aumento en la frecuencia y la intensidad de tormentas e inadecuado drenaje.

En respuesta a esta situación, Cartagena es la primera ciudad colombiana en implementar una estrategia de adaptación al cambio climático: Plan 4C propone acciones para adaptarse al clima compatibles con el desarrollo de la ciudad.

7 Patrimonio vulnerable-Santa Ana de Coro-Venezuela-Unesco.jpg
Santa Ana de Coro (Venezuela). Crédito: Bart van Dorp.

Santa Ana de Coro, y su puerto La Vela, declarados Patrimonio de la Humanidad en 1993, es una de las ciudades venezolanas más visitadas por los turistas. Desde 2005, la UNESCO la incluyó en la lista de lugares en peligro, por las inusuales y fuertes lluvias que ocurrieron entre 2004 y 2005, causando eventos extremos como inundaciones, tormentas y sequías.

Esta manifestación del cambio climático generó daños en las construcciones históricas lo que motivó a iniciar estrategias de adaptación para mantener el estatus del lugar.

Las recomendaciones

El informe demuestra la necesidad urgente de comprender, monitorear y dar una mejor respuesta a las amenazas del cambio climático a los sitios ya considerados patrimonio de la humanidad, y en especial llama la atención sobre la relación entre el sector turístico y el impacto del clima.

Astrid Caldas, científica del clima de la Unión de Científicos Preocupados, una de las entidades promotoras del informe conjuntamente con UNESCO y PNUMA, dijo a SciDev.Net que es necesario evaluar los efectos del aumento del nivel del mar y de las tormentas en la erosión costera y la inundación.
 
“Para los bosques en Latinoamérica es necesario aumentar el área existente y la conectividad entre las zonas, importante no solo para el sitio, sino para su biodiversidad”, señaló Caldas.
 
 

Enlace al informe “El patrimonio mundial y el turismo en un clima cambiante” (en inglés)