América Latina y el Caribe

  • La sostenibilidad urbana empieza cerrando brechas

    Anita Makri

    27/11/14

De un vistazo

  • Población mundial podría ser 70 por ciento urbana en 2050

  • Iniciativas de planificación urbana y tecnología juegan un papel para un cambio positivo

  • Lo ‘informal’ es parte del crecimiento de las ciudades y debe ser parte de las soluciones sostenibles

Integrar tecnología con planeación, lo urbano con lo rural, y desarrollo formal con el informal transformaría las ciudades.
 
Por primera vez en la historia humana, somos más los que vivimos en las ciudades que en las zonas rurales: 54 por ciento de la población mundial ahora es urbana, una cifra que se espera aumentará a alrededor del 70 por ciento para 2050.

Es fácil ver por qué la migración marca esta tendencia: las ciudades ofrecen oportunidades económicas que atraen a las personas en busca de una vida mejor. Pero el crecimiento y la urbanización traen consigo una serie de desafíos para las ciudades que ya luchan por proporcionar servicios y hacer frente a las presiones ambientales. En muchas partes del mundo en desarrollo el resultado se ve en el aumento de la pobreza, la desigualdad y la degradación del ambiente.

El cambio hacia un mundo urbano mayoritario, que ocurrió en los últimos años (las estadísticas lo atribuyen a 2007), señala fuertemente la necesidad de asumir una mirada crítica y creativa sobre cómo se desarrollan las ciudades. ¿Cómo pueden las ciudades remodelar su futuro y ser más sostenibles?

Mucho se ha escrito acerca de los desafíos urbanos —el tráfico y la gestión de residuos, la resiliencia climática y la contaminación, por nombrar algunos— y muchos de nosotros sabemos de ellos a partir de experiencias de primera mano. En este Especial mencionamos algunos de ellos, pero nos enfocamos más en las soluciones, destacando las tendencias en la planificación y en los casos alrededor del mundo en los que las tecnologías han jugado un papel en el cambio positivo urbano.

Nuevas etiquetas, nuevo pensamiento
 
Un artículo informativo de Kate Hawley de ISET Internacional, nuestra consultora para el proyecto, rastrea cómo evolucionó el concepto de sostenibilidad en las últimas décadas y cómo se aplica a las ciudades. Luego Hawley traza tendencias y desafíos urbanos antes de esbozar cómo la planificación innovadora, el diseño integral y las tecnologías se han convertido en parte de los planes de algunas ciudades para la sostenibilidad.

Como parte del artículo, en entrevista con el experto líder en desarrollo urbano David Satterthwaite, del Instituto Internacional para el Ambiente y el Desarrollo del Reino Unido, trata sobre cuestiones clave incluyendo la carencia de datos en ciudades y prioridades de política urbana.

Uniendo brechas

Sobre el tema de unir brechas, un artículo de opinión de Edwin Castellanos analiza la tesis de planificadores e investigadores que buscan más allá de la frontera urbana hacia las zonas rurales a las que están conectadas de muchas maneras, no solo a través de la migración. Castellanos, de la Universidad del Valle de Guatemala y autor principal del Quinto Informe de Evaluación del IPCC sobre Cambio Climático, exige vínculos más cercanos entre los ‘mundos’ de la sostenibilidad urbana y el desarrollo rural.

Integrar lo informal
 
La integración es un tema recurrente en esta serie. La integración de las tecnologías en el diseño y la planificación urbana, de la actividad informal y la formal, de las contribuciones urbanas y rurales, a la ciudad sostenible.

Hacer que las tecnologías sean parte de la planificación urbana podría convertirse en la bandera —por cierto costosa— de proyectos gubernamentales, como la ciudad de Masdar en los Emiratos Árabes Unidos y los planes de la India de 100 ciudades inteligentes. [1] Pero incluso las iniciativas más modestas pero de largo alcance, como los sistemas de transporte sostenibles adoptados en varias ciudades, parecen rodear el desafío de hacer frente a las notorias desigualdades de la vida urbana. Para tomar otro ejemplo: ¿cómo la eficiencia energética realmente ayuda donde no hay red eléctrica?

Así, independientemente de su impacto, es tentador pensar en este tipo de proyectos como errores, particularmente en áreas donde las preocupaciones que enfrentan los pobres son fundamentalmente sobre la vivienda, la infraestructura de servicios básicos y la calidad ambiental.

Pero el acceso a un transporte más eficiente podría ser una de las claves para mejorar la sostenibilidad y la vida de las personas en los barrios pobres, según el libro ‘Ciudades radicales’ del escritor y crítico Justin McGuirk, que se basa en iniciativas urbanas de América Latina. [2] McGuirk escribe sobre “aceptar la ciudad informal como una característica inevitable de la condición urbana”, un mensaje que se hizo eco en este Especial.

De hecho, es difícil no ver a lo informal como punto de partida —o al menos como un elemento esencial— para cualquier inversión hacia la sostenibilidad urbana en el mundo en desarrollo.

La idea puede tomar un tiempo para permear la planificación urbana. Y ponerla en práctica requerirá la voluntad gubernamental para resistir soluciones importadas a favor de mirar las complejidades locales que son parte de cualquier reto (y, por lo tanto, de sus soluciones). En algunas ciudades, por ejemplo, los barrios pobres son gobernados por jurisdicciones separadas, una barrera administrativa para lograr que los asentamientos informales sean parte de iniciativas de planificación más amplias.

Afortunadamente, la tecnología juega un papel aquí también como una herramienta usada por las comunidades y las ONG que trabajan para abrir los canales de comunicación, para impulsar la planificación inclusiva, y para cerrar la brecha con la política gubernamental. Los investigadores y los funcionarios de la ciudad necesitan responder de la misma manera, y seguir ese ejemplo.
 
Anita Makri es editora de opinión y especiales en SciDev.Net. @anita_makri

Este artículo es parte del Especial sobre Transformar a las ciudades para la sostenibilidad
 
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net