América Latina y el Caribe

  • Artículos científicos: mientras más narrativos, más citados

    Diego Arguedas Ortiz

    20/01/17

De un vistazo

  • Según como se escriben artículos científicos pueden tener más visibilidad e impacto

  • Estudio analizó 700 artículos y descubrió que los más citados tienen una narrativa peculiar

  • Por ejemplo apelan más a los lectores, usan indicadores de conectividad e ideas más amplias

[SAN JOSÉ] ¿Cómo puede mejorarse el impacto de una investigación científica? El secreto podría ser el que conocen nuestras abuelas desde hace siglos: contar una buena historia.
 
Tres científicos de la Universidad de Washington se preguntaron si existía una relación entre los elementos narrativos utilizados en un artículo académico y su influencia. Tras analizar más de 700 estudios, descubrieron que los más citados siguen ciertos principios básicos que los distinguen de los demás.

La escritura narrativa es más fácilmente comprendida y recordada... Es ‘pegajosa’”.

Ryan Kelly, Universidad de Washington

 
Esos textos describen y evocan sus metodologías y hallazgos con lenguaje sensorial, enlazan las oraciones con ideas más amplias (con conjunciones y otros indicadores de conectividad) y apelan más directamente a los lectores.
 
“Lo emocionante es que hallamos evidencia de que cuando los científicos son mejores comunicadores, su trabajo es más influyente”, dice a SciDev.Net Ryan Kelly, uno de los autores.
 
Para el académico, esta es una gran lección para científicos en busca de mayor difusión: la manera cómo escriben sus artículos podría ayudarles a ganar visibilidad.
 
Los investigadores analizaron seis técnicas narrativas en más de 700 artículos académicos sobre cambio climático, aunque advierten que se aplica a cualquier campo.
 
En vez de analizar todo el texto, estudiaron únicamente el resumen (abstract) porque típicamente es la primera sección en ser leída y, en algunos casos, la única parte disponible sin pago extra.
 
Aunque no determinaron por qué existe esta relación, los científicos especulan que “la escritura narrativa es más fácilmente comprendida y recordada... Es ‘pegajosa’”, dice Kelly, ecólogo y abogado.
 
"Por otro lado, el factor de impacto de la revista donde fue publicado cada artículo parece ser más determinante. La revista está más fielmente asociada a la frecuencia con que este era citado que el uso las técnicas narrativas analizadas", dijo el investigador
 
Pero estas mismas revistas eran, a su vez, las que tenían más elementos narrativos.
 
Sin embargo, como la correlación entre estos elementos narrativos y qué tan citado es cada artículo académico es pequeña, su efecto real podría ser mínimo, explica el costarricense Julián Monge-Nájera, director de la Revista de Biología Tropical. El académico lamentó que la muestra se limitara a revistas famosas estadounidenses y europeas, obviando miles de publicaciones en el sur global, y que utilizara el factor de impacto como medida válida de la ciencia.
 
Por estos y otros motivos, concluye que la investigación tiene un valor muy limitado para la academia. “Escribir de manera atractiva hace más agradable leer el trabajo, pero nada más, al final lo importante es la calidad científica del estudio”, apuntó el ecólogo.

Enlace al artículo complete en PlosOne