América Latina y el Caribe

  • Chile estrecha lazos científicos con Estados Unidos

    Paula Leighton

    02/04/11

[SANTIAGO] Sólo 21 horas estuvo en Chile el presidente de Estados Unidos, Barack Obama la semana pasada (21 marzo), sin embargo, su visita fue fructífera en acuerdos que beneficiarán a la ciencia nacional.

Cuatro de ellos fueron firmados el 18 de marzo por el embajador de Estados Unidos, Alejandro Wolff y autoridades chilenas, como parte de las actividades preparatorias de la visita.

El primero es un memorándum de entendimiento sobre cooperación nuclear, cuya firma estuvo rodeada de polémica ante el temor levantado entre autoridades y población general tras el reciente accidente nuclear de Fukushima, Japón.

Chile, país sísmico que el 27 de febrero de 2010 (27F) sufrió un terremoto grado 8,8 y un tsunami, actualmente analiza la posibilidad de recurrir a la energía nuclear.

El convenio establece la intención de ambos países de cooperar en la utilización de reactores nucleares de investigación y en el uso de radioisótopos y radiación en la industria, la salud y la agricultura. Asimismo, incluye capacitación de personal y manejo de residuos radiactivos.

Un segundo convenio entre la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA), consolida una relación iniciada tras el 27F y que comprende la invitación a autoridades chilenas a ejercicios de emergencia en Estados Unidos para observar aspectos técnicos y de respuesta. 

Además, “se contempla la realización de conferencias, talleres y colaboración de expertos, y se abren espacios para el desarrollo de investigaciones conjuntas y el intercambio de información”, dijeron a SciDev.Net desde Onemi. 

Otro de los acuerdos hermana los parques marinos protegidos Francisco Coloane, de Chile y Glacier Bay National Park and Preserve de Alaska y el cuarto establece un acuerdo de cooperación con el Smithsonian Institution de Estados Unidos, que favorecerá actividades de investigación científica y de intercambio entre museos y centros científicos.

Por otra parte, el día en que llegó Obama, se recibió un cargamento de instrumental científico que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) prestaron de forma indefinida a laboratorios de cuatro universidades chilenas damnificadas por el terremoto.

Son 84 equipos que incluyen centrífugas, microscopios, computadores, incubadoras y espectrofotómetros, solicitados por los laboratorios afectados y cuya entrega gestionó la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica.

“Muchos laboratorios del NIH renuevan equipos cada tres años, por lo que aunque algunos eran instrumental en desuso, estaban casi nuevos y se buscaron con el fin de satisfacer fielmente las necesidades de los investigadores chilenos”, dijo a SciDev.Net el investigador Pablo Moya.

Moya lidera a un grupo de científicos chilenos que trabajan en los NIH y que gestionó el préstamo.

“Este equipamiento nos devuelve la capacidad de entrenar gente joven”, dijo al recibir los equipos Miguel Allende, académico de la Universidad de Chile, cuyo laboratorio recibió instrumental.