América Latina y el Caribe

  • Cuatro países latinos muy perjudicados por desastres

    Pablo Correa

    04/12/15

De un vistazo

  • Honduras ocupó primer lugar entre los más afectados, seguido por Haití en el tercero

  • Su ubicación geográfica los hace muy propensos a huracanes y tormentas

  • En últimos 20 años, hubo pérdidas por US$ 2.97 billones y 525.000 muertes por desastres climáticos

[PARÍS] Cuatro de los diez países más azotados por eventos climáticos extremos en el mundo en los últimos 20 años son centroamericanos, según el último Índice Global de Riesgos de Germanwatch.
 
Honduras ocupa el primer lugar seguido de Haití en el tercero, Nicaragua en el cuarto y Guatemala en el décimo de un total de 184 países. En ese lapso, se registraron cerca de 15.000 fenómenos meteorológicos extremos en el mundo.
 
Los países más afectados en 2014 fueron Serbia en primer lugar, seguido de Afganistán, Bosnia, Filipinas y Pakistán. Bolivia fue el único latinoamericano registrado entre los diez primeros.

“[Para Honduras] el cambio climático no es solo un problema de calidad ambiental, es una dura realidad económica, social y migratoria, es un problema de vida o muerte”.

Juan Orlando Hernández, Presidente de la República


El reporte fue presentado por la organización alemana durante el cuarto día de negociaciones en la Cumbre de Cambio Climático (COP 21) que se realiza actualmente en París.
 
Sonke Kreft, líder del equipo que elabora el índice, explicó a SciDev.Net que los países centroamericanos que figuran en el listado de los más afectados en 20 años están ubicados en una región constantemente golpeada por huracanes y tormentas tropicales, causándoles grandes pérdidas económicas y afectando a una amplia población.
 
“Este índice es una señal de alarma, no un índice de vulnerabilidad climática”, advirtió el experto. Por tanto, aclaró, no debe tomarse como base de proyecciones futuras.
 
El Índice combina información de muertes por eventos climáticos extremos, muertes por cada 100.000 habitantes, suma de pérdidas económicas y pérdidas por unidad del Producto Interno Bruto.
 
En las últimas dos décadas, el índice reportó 525.000 muertes en todo el mundo asociadas a eventos climáticos extremos y pérdidas por US$ 2.97 billones.
 
En las negociaciones de París, uno de los puntos que mantiene divididos a los países es, precisamente, el mecanismo financiero de pérdidas y daños con el cual se espera dirigir fondos internacionales para atender estas tragedias.
 
Tania Guillen, oficial de incidencia en cambio climático del Centro Humboldt de Nicaragua y coordinadora de la Red de Acción Climática (CANLA), explicó a SciDev.Net que en el último borrador del acuerdo aparecen dos párrafos completamente contrarios.
 
Uno, que defienden los gobiernos y organizaciones civiles de países en desarrollo, exige reconocer el mecanismo de pérdidas y daños porque “estamos hablando de escenarios en los que la adaptación ya no es posible”.

Por otro lado, países como Estados Unidos y Australia presionan para que no se haga referencia a este tema en el acuerdo final, prosiguió.
 
Durante su discurso en la apertura de la COP21, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, manifestó una postura fuerte y dijo que no venía a “pedir limosna” pero recordó al mundo que para su país “el cambio climático no es solo un problema de calidad ambiental, es una dura realidad económica, social y migratoria, es un problema de vida o muerte”.
 
Enlace al Índice Global (en inglés)