América Latina y el Caribe

  • Jefes de Estado de los países BRICS

  • BRICS tendrán fondo para impulsar asociación científica

    Rodrigo de Oliveira Andrade

    03/02/16

De un vistazo

  • Ciencia, tecnología e innovación será elemento central de las asociaciones entre los cinco países

  • Brasil convocará a proyectos de investigación con participación de por lo menos dos países BRICS

  • Acercamiento científico entre países BRICS empieza a dar frutos según algunas publicaciones

[SÃO PAULO] Con la creación de un fondo de financiación de proyectos conjuntos de investigación, el grupo de países BRICS —conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica— busca enfrentar desafíos comunes en áreas estratégicas como salud, energía y medio ambiente.
 
El acuerdo se firmó entre representantes de agencias de fomento de ciencia, tecnología e innovación (CTI) de los cinco países en Beijing, China (20 de enero).
 
El fondo ascenderá a unos US$ 6 millones. Brasil contribuirá con US$ 295 mil, anunció el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI).

“El fondo es un primer paso para el establecimiento de una política científica multilateral entre los países miembros del BRICS”.

Danilo Zimbres, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación

 
El Consejo Nacional de Desenvolvimiento Científico y Tecnológico (CNPq) de Brasil tiene plazo hasta abril para lanzar la convocatoria para proyectos conjuntos de investigación que deberán involucrar la participación de instituciones de por lo menos otros dos países BRICS.
 
En julio de 2014 el bloque creó un banco de desarrollo con un capital de US$50 mil millones para financiar obras de infraestructura de interés común.
 
El objetivo ahora es promover la cooperación científica entre los cinco países además del aspecto económico, mediante la inclusión de la CTI como elemento central de las asociaciones, explica Danilo Zimbres, jefe de la Asesoría de Asuntos Internacionales del MCTI.
 
“El fondo es un primer paso para el establecimiento de una política científica multilateral entre los países miembros del BRICS”, dice a SciDev.Net.
 
Añade que en el caso de Brasil se espera que el fondo “facilite la integración entre sus investigadores con instituciones mundiales de excelencia en investigación”.
 
Según algunos estudios, el acercamiento entre los países BRICS parece rendir frutos en el ámbito de la ciencia. Uno de ellos, publicado en la revista Scientometrics (diciembre 2014), analizó la producción de artículos científicos y de trabajos publicados en coautoría por investigadores de los países del bloque entre 1996 y 2012.
 
Verificó que alrededor del 8 por ciento del total de trabajos de autores brasileños publicados junto a investigadores de todo el mundo se realizó con colegas de BRICS en 2000. En 2012, el porcentaje subió a 14 por ciento.
 
Sin embargo, para el sociólogo Simon Schwartzman, del Instituto de Estudios Laborales y Sociedad (IETS, por su sigla en Portugués), de Brasil, el fondo tiene carácter simbólico, que solamente servirá para que los acuerdos de cooperación entre los países no sean interrumpidos.

“Los US$ 6 millones son irrisorios y no significan gran cosa, por muy buenos que sean los proyectos que pueda financiar”, dice a SciDev.Net. “La contribución brasileña es ínfima y, dada la actual crisis fiscal, tal vez ni siquiera debería hacerse”, añade.
 
Especializado en analizar la política científica brasileña, Schwartzman opina que esta inversión tiende a ser inocua, pues la producción científica de los BRICS no mejorará o empeorará por el fondo, “cuyo aporte financiero comprende una pequeña fracción de lo que costaría cualquier proyecto de mayor envergadura”.