América Latina y el Caribe

  • La mujer, clave para cumplir metas de sostenibilidad

    Luisa Massarani

    29/09/15
[NUEVA YORK] Me causó curiosidad saber que la agenda de desarrollo post-2015 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le diera un papel especial a las mujeres. No solo los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) incluyen una meta específica para alcanzar la equidad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas; el papel de las mujeres también se considera en todas las áreas de política.
 
Le pregunté a Luiza Carvalho, coordinadora regional de ONU Mujeres para América y el Caribe, cómo pueden las mujeres tener un papel tan prominente a lo largo del documento de los ODS. Comentó sobre los estudios que muestran que las mujeres tienden a considerar el bienestar de sus familias y de sus comunidades a la hora de tomar decisiones. Y lo mismo sucede para las mujeres tomadoras de decisiones políticas, según Carvalho: las leyes y las políticas propuestas por o con mujeres tienden a dirigir la inversión pública en áreas tales como sanidad, agua y educación, con una clara preocupación por el desarrollo humano.

No será posible alcanzar los ODS sin una dimensión de género o de CTI, siempre mirando a través de un lente de género.

Alice Abreu, de Género en ciencia, innovación, tecnología e ingeniería (GenderInSITE)

Si esto es correcto, América Latina va por buen camino: de diez países que tienen el mejor balance entre mujeres y hombres en sus congresos nacionales, cinco están en esta región.
 
En la opinión de Alice Abreu, directora del programa Género en ciencia, innovación, tecnología e ingeniería (GenderInSITE, por sus siglas en inglés), el documento aprobado por la ONU la semana pasada muestra una considerable mejora en comparación con versiones previas. Pero ella cree que los temas de mujeres deberían tener más importancia aún, especialmente en relación con la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) –un área que, según ella, era inicialmente ignorada, y ahora ha capturado la adecuada atención.
 
“No sería posible satisfacer los ODS sin una dimensión de género, o sin CTI, siempre mirando a través de un lente de género”, me dijo Abreu.
 
Los negocios también tienen un importante papel por cumplir. Tuve una conversación con Ursula Wynhoven, vocera del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una iniciativa de la ONU que ayuda a las compañías a hacer sus negocios responsablemente para promover el desarrollo sostenible. Me comentó que es crucial atraer a las mujeres en la implementación de los ODS porque su empoderamiento puede ser lo que dispare la acción para alcanzar estas metas.
 
“Es clave ver a las mujeres y a las niñas no solo como grupos vulnerables, sino también como agentes de cambio, cuya participación es vital para alcanzar los ODS”, dijo Wynhoven, agregando que empoderar a las mujeres puede causar una “ruptura positiva” y necesaria para lograr los 17 objetivos de la agenda.
 
Una iniciativa conjunta del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ONU Mujeres explica detalladamente siete pasos que un negocio puede seguir para hacer su parte en el empoderamiento femenino y la equidad de género, tales como promover la educación y capacitación para mujeres, y tratar a mujeres y hombres de igual manera en el trabajo, sin discriminación.
 
En una discusión similar, un grupo de 20 negocios, agencias de la ONU y ONG hicieron un llamado a los gobiernos para derribar las barreras legales para el empoderamiento económico de las mujeres. De acuerdo con el documento publicado la semana pasada, el 90 por ciento de 173 países investigados tiene por lo menos una barrera legal que limita las oportunidades económicas para las mujeres –tales como restricciones para mantener ciertos trabajos, tener acceso a financiamiento, o ser dueñas de propiedades.
 
“Nos alienta que un número creciente de negocios está consolidándose y tomando acciones exhaustivas en equidad de género, no solo porque es lo correcto, sino también porque esto es claro en el caso de los negocios”, dijo Wynhoven.