América Latina y el Caribe

  • “La Doncella”, una momia hallada en Llullaillaco (Argentina), cuyo ADN fue usado para el estudio.

  • ADN antiguo revela secretos de los primeros americanos

    Diego Arguedas Ortiz

    02/05/16

De un vistazo

  • Evidencias sugieren que la migración de América fue más temprana de lo previsto y por una ruta costera

  • Teoría previa planteaba que habían llegado hace unos 11.000 años, cuando se abrió un “corredor libre de hielo” entre continentes

  • El estudio analió el ADN de 92 momias y esqueletos precolombinos, en su mayoría sudamericanos

[SAN JOSÉ] Una nueva investigación sugiere que los primeros pobladores de América utilizaron una ruta costera para entrar al continente tras la última glaciación, hace unos 16.000 años, y durante milenios se extendieron por todo su largo, hasta que la colonización europea devastó su población y redujo su diversidad genética.

La evidencia que sustenta estos hallazgos estaba oculta en 92 momias y esqueletos precolombinos, de entre 500 y 8.600 años de antigüedad y en su mayoría sudamericanos, cuyo ADN permitió reconstruir varios milenios de la historia genética del continente.

Los resultados fueron publicados en Science Advances (abril 2016) por un grupo de 31 investigadores, avivando un debate académico sobre el poblamiento de América. 

Durante décadas, los científicos pensaron que los primeros americanos ingresaron al continente cuando se abrió un “corredor libre de hielo” hace 11.000 años, pero los hallazgos recientes de sitios arqueológicos con fechas previas desafiaron esta teoría. Este artículo apoya una tesis alternativa propuesta hace años.

Según el equipo investigador, los nuevos hallazgos consolidan la teoría de una migración más temprana y por una ruta costera, milenios antes de abrirse el corredor, pero la comunidad científica global todavía no alcanza un consenso sobre la fecha de llegada. 

Otro hecho destacado fue que, al compararlos con el código genético de las poblaciones indígenas actuales, los científicos no hallaron ninguno de los 84 marcadores genéticos identificados en los individuos precolombinos. 

“Normalmente esperarías algún tipo de continuidad genética entre poblaciones pasadas y presentes. Si no observas esta continuidad, entonces significa que un evento demográfico catastrófico ocurrió en el pasado”, explicó a SciDev.Net Bastien Llamas, genetista del Centro Australiano de ADN Antiguo y uno de los autores.

Al modelar sus datos y controlar otras variables, los científicos solo pudieron explicar esta pérdida de diversidad genética por la llegada de los europeos a América.

De acuerdo con los expertos, los primeros americanos fueron un grupo pequeño (de entre 10.000 y 50.000 individuos) que se mantuvo aislado en una región que incluyó parte Alaska, una sección de Siberia y tierra emergida en el actual mar de Bering, por un período de 2.400 a 9.000 años.

Lo hicieron analizando el ADN mitocondrial, una especie de código genético que se transmite de forma matrilineal y se mantiene en su mayoría intacto a través del tiempo. Para Ramiro Barrantes, genetista de la Universidad de Costa Rica, el análisis de ADN antiguo implica complicaciones metodológicas que dificultan su análisis, porque es más proclive a la contaminación, pero señaló que “los autores han tenido esos cuidados y esto lo hace un artículo confiable”.

“Ahora corresponde a los grupos que trabajan ADN antiguo, pero un poco más reciente, y en la evolución en América, intentar corroborar las muestras de estos investigadores”, apuntó el especialista, lo que permitirá comprender mejor esa pérdida de diversidad genética.

 Enlace al estudio en Science Advances (en inglés)