América Latina y el Caribe

  • Restablecimiento de relaciones beneficiaría ciencia cubana

    Andrea Small Carmona

    13/01/15

De un vistazo

  • Levantamiento del embargo ayudaría a promover en el mundo el trabajo de la ciencia cubana

  • También facilitaría intercambio científico e institucional entre Cuba y EE.UU.

  • Pero para que el desbloque se haga efectivo requiere aprobación del congreso de EE.UU.

La comunidad científica cubana ha recibido con alegría el anuncio del inicio de conversaciones diplomáticas para restablecer las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos, y espera  que esta acción contribuya a un mayor desarrollo científico y tecnológico del país.
 
El pasado 17 de diciembre los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, anunciaron el inicio de dicho proceso diplomático.  Las relaciones entre ambos países fueron suspendidas en 1961, cuando Estados Unidos decidió aplicar un embargo comercial y económico a la isla en pleno contexto de la Guerra Fría.
 
Ismael Clark Arxer, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, dice a SciDev.Net que espera que el desbloqueo facilite el intercambio entre los científicos de ambos países y se establezcan nexos de cooperación y trabajo conjunto entre las instituciones científicas de ambas naciones.

Cuba ha generado un estilo bastante singular y muy exitoso de sociedad del conocimiento basado en el desarrollo endógeno. El restablecimiento de las relaciones permitirá a los institutos de investigación cubanos internacionalizar su trabajo

Beatriz Acevedo

 
Agrega que “cuando se logre la plena normalidad, esto repercutirá seguramente, de un modo también favorable, en las relaciones y esfuerzos conjuntos que Cuba sostiene en el campo científico con numerosos países”.
 
Las acciones esperadas incluyen la remoción de Cuba de la lista de países que Estados Unidos considera como patrocinadores del terrorismo internacional, posibilitándose —entre  otras cosas— la importación y exportación de equipos para investigación científica y desarrollo tecnológico en la isla.
 
También, la flexibilización en las reglas de viaje de ciudadanos estadounidenses a la isla, lo que podría influenciar y motivar la organización de eventos científicos internacionales en Cuba en un futuro cercano.
 
Pero Clark Arxer resalta que el embargo no termina con los anuncios de diciembre: “Tomará todavía tiempo y esfuerzos continuados que el mismo sea eliminado completamente”, advierte.
 
De hecho, se necesita la aprobación del Congreso de los Estados Unidos para que el levantamiento de las sanciones a Cuba sea completo, y muchos legisladores del Partido Republicano, que representan el mayor grupo de oposición a las políticas de Obama, han mostrado ya su rechazo a la medida.
 
Elsa Beatriz Acevedo, investigadora en ciencia, tecnología y sociedad del Centro de Altos Estudios Universitarios de la Organización de Estados Iberoamericanos, y estudiosa de la relación científica entre Cuba y Estados Unidos, dice a SciDev.Net que espera que se fortalezca “la realización de convenios de intercambio así como la consolidación de proyectos investigativos plurinacionales”.
 
Acevedo indica también que un posible levantamiento del embargo ayudaría a promover en el mundo el trabajo de la ciencia cubana.
 
“Cuba ha generado un estilo bastante singular y muy exitoso de sociedad del conocimiento basado en el desarrollo endógeno. Pero su ciencia se ha realizado en condiciones realmente precarias y sin grandes presupuestos. El restablecimiento de las relaciones permitirá a los institutos de investigación cubanos internacionalizar su trabajo”, puntualiza.