América Latina y el Caribe

  • Zorros kit (Vulpes Macrotis). Janos, Chihuahua, 2008.

  • El muro de Trump pondrá en riesgo a la vida silvestre

    Lucina Melesio

    06/02/17

De un vistazo

  • Más de 50 especies animales que comparten mismo ecosistema entre México y EE.UU. están en riesgo

  • Desde 2011, diversos estudios advirtieron que número aumentará si se extienden las barreras

  • Un estudio encontró que muro afecta movimiento de fauna pero no el de personas indocumentadas

[CIUDAD DE MÉXICO] El muro que Trump ordenó construir, mediante una orden ejecutiva el 25 de enero, en una de sus primeras acciones como presidente de EEUU, pondrá en riesgo a más de medio centenar de especies animales que comparten el ecosistema entre ambos países, advierten científicos de diversos países.
 
Desde 2006 se construyeron unos 1.100 kilómetros de barreras que recorren más del 30 por ciento de la frontera entre ambos países. Pero la orden ejecutiva ordena la “construcción inmediata de un muro físico” de separación, indicando que por ‘muro’ se entiende “una barrera física continua e infranqueable”.  

Las personas en situaciones desesperadas recurren a soluciones ingeniosas para burlar las barreras, pero los animales no pueden hacer lo mismo”.

Jamie McCallum - Transfrontier International

 
“Será un gran problema para la vida silvestre”, dice a SciDev.Net Jesse Lasky, investigador de la Universidad Estatal de Pennsylvania y autor de un estudio que desde 2011 advertía que más de 50 especies estaban en riesgo por la separación existente, y que este número aumentaría de extenderse las barreras, que hasta el momento son intermitentes y de diferentes tipos y dimensiones.
 
Lasky explicó que separar los ecosistemas en estas zonas áridas pone en riesgo a los animales porque dificulta el acceso al agua, a encontrar parejas para reproducirse, reduce los terrenos de caza, evita la recolonización de territorios y empobrece la diversidad genética de las especies separadas.
 
El puma, el lobo mexicano, el oso negro y el puercoespín son algunas de las especies en riesgo.
 
Además, hay evidencia de que el muro no ha servido para prevenir que las personas indocumentadas crucen la frontera. Un estudio británico (2014)  concluyó que el muro restringe el movimiento de fauna pero no el de personas indocumentadas.
 
“Vimos que la cantidad de humanos cruzando empequeñecía al número de animales”, señala a SciDev.Net Jamie McCallum, fundador de Transfrontier International y autor del estudio. “Parecía que el muro estaba causando daño a todo lo que no debería, y no estaba perturbando lo que se supone que sí debería; ¡era como tener lo peor de ambos mundos!”.
 
McCallum recordó que las personas en situaciones desesperadas recurren a soluciones ingeniosas para burlar las barreras, pero los animales no pueden hacer lo mismo.
 
Rurik List, ecólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (México), quien ha estudiado la frontera desde 1993, confirmó a SciDev.Net que un muro impenetrable tendrá consecuencias graves adicionales al restringir el movimiento de los animales para adaptarse al cambio climático. Lasky expresó la misma preocupación considerando la alteración de los patrones hidrológicos. “Hemos visto cómo los bisontes rompen los alambres de púas al cruzar la frontera y con ello dejan pasar a los animales más pequeños; eso ya no será posible”, concluye List.