América Latina y el Caribe

  • El equipo de científicos en pleno trabajo en los arrecifes de Boca del Toro.

  • Sin oxígeno, los corales también mueren

    Diego Arguedas Ortiz

    12/04/17

De un vistazo

  • En el mundo habría hasta 370 áreas con bajos niveles de oxígeno, lo que afecta la vida marina

  • Descargas de materia orgánica o de aguas residuales en el mar causan esta falta de oxígeno

  • Estudio comprobó blanqueamiento de corales y mortandad de otras especies por esta causa en Panamá

[SAN JOSÉ] La falta de oxígeno en el mar no solo puede blanquear y matar arrecifes coralinos sino otros tipos de vida asociada a estos ecosistemas, demuestra un estudio que describe una mortandad de corales en la costa caribeña de Panamá. 

Las aguas tropicales costeras con niveles extremadamente bajos de oxígeno se denominan “zonas muertas” y están afectando y destruyendo arrecifes alrededor del mundo, pero son poco estudiadas en los trópicos.

Este es un llamado de atención sobre la necesidad de incorporar la medición de oxígeno en el monitoreo de los arrecifes”.

Celeste Sánchez, Centro Leibniz
de Ecología Marina (ZMT)

“Creo que (el efecto) fue pasado por alto hasta ahora porque las mediciones de oxígeno requieren equipo especializado con el que no cuentan todos los científicos y programas de monitoreo”, dice a SciDev.Net Andrew Altieri, científico marino del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (ISIT) y autor principal del artículo publicado en la edición de abril de Proceedings of the National Academy of Sciences.

En setiembre del 2010, los científicos notaron que a partir de cierta profundidad los corales de los arrecifes de Boca del Toro, en el Caribe panameño, estaban blanqueados, y animales como cangrejos, erizos y esponjas marinas habían muerto. Sin embargo, en aguas superficiales la vida continuaba.

Los científicos detectaron la baja concentración de oxígeno en el agua con el equipo disponible y regresaron en 2012 para profundizar en este indicador. Tras descartar otras posibles causas, como altas temperaturas y salinidad, detectaron muy bajas concentraciones de oxígeno entre los 10 y 12 metros de profundidad, pero niveles normales cerca de la superficie.

Esta falta de oxígeno puede deberse a descargas de materia orgánica o nutrientes en aguas costeras, como aguas residuales, explicó Altieri.

Basándose en inferencias estadísticas, el estudio determinó que podrían haber hasta 370 “áreas muertas” en aguas tropicales del mundo que todavía no han sido descritas. Más de la mitad podrían coincidir con arrecifes coralinos.

Para poder identificar los impactos a tiempo, los investigadores deberían sumar la concentración de oxígeno a la batería de indicadores –como temperatura de las aguas y salinidad– que monitorean regularmente en ecosistemas coralinos, dice Altieri. Sin embargo, el experto recuerda que este equipo es costoso y obliga a buscar más fondos.

Este es un llamado de atención sobre la necesidad de incorporar la medición de oxígeno en el monitoreo de los arrecifes, sobre todo en pro de la detección temprana y para identificar áreas más propensas a ser afectadas, dice a SciDev.Net Celeste Sánchez, experta en corales, candidata a doctorado del Centro Leibniz de Ecología Marina (ZMT), Alemania.

Esto suma una nueva amenaza a los corales que los científicos deben tomar en cuenta, aparte de la acidificación y el calentamiento global, advierte Sánchez.

> Enlace al estudio