América Latina y el Caribe

  • Uruguay triplica fondos para ciencia y tecnología

    Daniela Hirschfeld

    19/12/05

[MONTEVIDEO] La ley de presupuesto nacional quinquenal aprobada por el parlamento uruguayo el martes 13 de diciembre triplicó los fondos para la ciencia y tecnología en el país.

Para el 2006, el Área de Innovación, Ciencia y Tecnología (ICT), oficina gubernamental competente en esas áreas y dependiente del Ministerio de Educación y Cultura, contará con 197 millones de pesos (alrededor de US$8 millones).

Esta cifra es casi tres veces superior a los 74 mil millones de pesos (US$3 millones) del 2004, el último año completo antes del actual gobierno nacional que asumió en marzo del 2005.

Amílcar Davyt, titular del área de ICT, dijo a SciDev.Net que el monto total se repartirá de la siguiente manera: 163 millones (US$6,8 millones) para el Programa de Desarrollo Tecnológico; un millón (US$41 mil) para el Programa de Ciencia y Tecnología Juvenil; 18 millones (US$750 mil) para los programas Fondo Nacional de Investigadores y Fondo Clemente Estable.

Además, 15 millones (US$625 mil) se destinarán a financiar becas para jóvenes investigadores en el sector productivo, único de los proyectos creado en el 2005.

Del total del presupuesto, 68 millones de pesos (US$ 2,8 millones) son fondos nacionales y 129 millones (US$ 5,4 millones) provienen de parte del préstamo que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó al país en el 2000.

Asimismo, fuera de estas cifras, la ley asignó a la Fundación Instituto Pasteur una partida anual de 14 millones de pesos (US$600 mil) para el funcionamiento de la sede que se instalará en Uruguay en el 2006.

Este instituto comenzará a funcionar en el 2006 y será uno de los 23 que en el mundo están asociados al instituto francés; el único en América Latina (lea Instituto Pasteur de Francia abre filial en Uruguay).

Los 197 millones de pesos asignados para el 2006, sin embargo, son sólo una parte de la inversión nacional en ciencia y tecnología, que se estima ronda el 0,25% del Producto Bruto Interno.

A este porcentaje contribuyen, además, el dinero que destinan a la investigación la Universidad estatal, los demás ministerios y otros organismos nacionales.

No obstante, Davyt señaló que ahora no hay cálculos “confiables” de esos montos y aseguró que obtener esos datos será una de sus prioridades para el 2006.