América Latina y el Caribe

  • Cómo producir presentaciones de diapositivas con audio

    John Escolme

    12/03/14

De un vistazo

  • Prefiera imágenes fuertes pero simples y anime a sus entrevistados a hablar con frases cortas

  • Los equipos de audio recogen sonidos ambientales que aportan intimidad, profundidad y detalle

  • Software libre puede ser lo único que necesite para producir su artículo: nunca había sido tan fácil

Combinar fotos, entrevistas y sonidos permite contar historias poderosas. John Escolme explica cómo.
 
Los periodistas han ilustrado sus artículos con fotos desde que los diarios empezaron a circular, pero la revolución digital ha traído consigo una tendencia completamente nueva: la combinación de imágenes fijas con sonidos en presentaciones de diapositivas con audio. Cada vez más medios de comunicación demandan contenidos bien producidos y depurados con un valor adicional. Una presentación de diapositivas con audio lo puede lograr.
 
Aquí lo orientaremos a través de lo que se debe y no se debe hacer, desde la recopilación de material hasta su compilación.
 
¿Por qué una presentación de diapositivas con audio?
 
¿Cuándo se debe usar una presentación de diapositivas con audio en lugar de usar el periodismo escrito, el video, el audio o la radio? Buena pregunta. Este tipo de presentación no es un recurso para cuando no se puede encontrar una cámara de video ni, simplemente, es una forma de adornar un audio. Más bien transmite cualidades especiales que el video, el audio o el formato impreso de por sí, no logran.
 
Hacer una presentación de diapositivas con audio añade profundidad a una historia, por ejemplo cuando el tema visual es bello o dramático y el audio es impresionante, con atmósfera, profundidad y distancias cambiantes. Las presentaciones con audio requieren historias con pausas y tiempos para la reflexión, dejando que el ruido ambiental y las imágenes perduren y enfaticen la idea. El video puede conducir a algunos de esos resultados, pero la presentación con audio ofrece un mayor nivel de énfasis, detalle e intimidad con el tema en cuestión.
 
Grabación de entrevistas
 
Una presentación de este tipo comienza a perder impacto después de cuatro minutos. Por lo tanto, limite a tres o cuatro los entrevistados. Y deje espacio para el sonido ambiental, los efectos sonoros y la música, que permitirán que la pieza final ‘respire’ (lea más en la sección ‘grabación de otros sonidos’).
 
En total, consiga tan solo unos 40 minutos de material para cuatro entrevistas, sin contar el ruido ambiental y los efectos de sonido. Con esto tiene suficiente para escoger, dejando el material no utilizado pero interesante para otras funciones o entrevistas independientes.
 
Trate de encontrar un equipo que grabe en formato .wav. La mayoría de grabadoras pequeñas, como TASCAM y Marantz, lo hacen y por lo general son fáciles de usar. Evite las grabadoras baratas: algunas solamente graban en formato .mp3. Esto puede sonar bien en un teléfono inteligente o en auriculares, pero cuando se sube a un sitio web los resultados suelen ser deficientes.
 
Es importante que las respuestas de los entrevistados sean claras y que el ruido de fondo no interfiera.  No se trata de un video: los labios de quienes hablan no se mueven, por lo que no se podrá compensar un sonido deficiente. Siga las reglas usuales para grabar audios: asegúrese de que las respuestas sean claras y comprensibles, incluso si esto requiere varios intentos, y pídale a los entrevistados que expliquen los puntos que el público podría no entender (Para obtener más consejos ver ¿Cómo puedo hacer noticias de ciencia para la radio?).
 
Sin demasiada narración
 
Una presentación ideal de diapositivas no lleva narración. Su esencia es que las imágenes y el audio trabajen entre sí, transmitiendo un maravilloso sentido de espacio, combinando tiempo, lugar y atmósfera. No es fácil, pero es bueno tenerlo como objetivo.
 
Para trabajar sin narración, los entrevistados necesitarán ensayar en alguna medida, y se les tendrá que solicitar que incluyan la pregunta como parte de su respuesta. Usted tendrá que manejar sus respuestas bastante bien, explicándoles que, en la medida de lo posible, deben hablar con frases cortas. Los entrevistados deben hablar por sí mismos, diciendo quiénes son y su ocupación para posteriormente referirse a su contribución.
 
Inicialmente, puede que usted tenga que llenar los vacíos en la comprensión de la narración. Si es así, sea breve y natural. Si usted interviene demasiado en la narración quedará poco espacio para las entrevistas.
 
Grabando otros sonidos
 
Una buena presentación de diapositivas con audio apela a un amplio uso de efectos de sonidos. Estos pueden explicar lo que está pasando. Mire a su alrededor, vea y escuche las circunstancias locales. Si los sonidos son relevantes, úselos deliberadamente como un elemento más de información. En un bosque, por ejemplo, podría usar el sonido del movimiento de los árboles. Mientras graba, trate de tomar una nota mental de lo que probablemente se incluirá en el producto final: así puede aprender a reconocer qué sonidos y frases cortas se adaptan mejor a la historia.
 
Casi todas las grabadoras graban los sonidos en estéreo, explote esto lo más que pueda. Los micrófonos caros le ofrecerán poco beneficio si no hace buen uso de los simples cambios de atmósfera. Así, si su historia implica pasar de adentro hacia afuera, grabe esta transición y explote la sensación de cambio y movimiento, por ejemplo grabando puertas que se abren y capture las diferencias en el ruido de fondo (ambiental). 
 
En el lugar, siempre habrá algún sonido de fondo. Podría tratarse del día a día de una oficina o de la escena de una calle ruidosa. Asegúrese de grabar bastante de esto, incluso si piensa que no lo va a necesitar. Cuando esté editando necesitará algo de este ruido ambiental extra para facilitar una transición suave entre secciones, o para mejorar el ritmo de la historia final.
 
Pero hay formas de eludir esto si es necesario. Paul Kerley de la BBC no tenía acceso a ruido ambiental o de fondo cuando estaba compilando esta presentación a partir de una entrevista en estudio e imágenes de archivo. Usó algunos efectos de CD y música como alternativas, con un gran efecto.
 
Si su organización está afiliada a las licencias necesarias para organizaciones, como MCPS o PRS, deberá declarar en los formatos que ellos proporcionan cualquier música comercial que use. Hay varias fuentes de música en línea ‘libres de derechos’ pero hay que verificar cuidadosamente que efectivamente lo sean. Podrían no tener licencia para su uso por terceras partes.  La música con licencia de creative commons es un buen lugar para comenzar.
 
Imágenes 
 
Después de haber leído tanto sobre audio, se le puede perdonar por pensar que el producto está terminado. Sin embargo, una presentación exitosa de diapositivas depende igualmente de buenas imágenes. En verdad, ambos tienen que trabajar juntos (y no hay reglas sobre lo que se debe recoger en primer lugar).
 
Hay muy poco que decir sobre el tipo de cámara fotográfica a usar: cualquier cámara digital moderna o incluso un teléfono inteligente pueden tomar muy buenas imágenes.
 
Para una presentación de diapositivas que dure entre dos y cuatro minutos, su objetivo debe ser tener 25 a 30 imágenes interesantes, incluso si al final usa mucho menos.
 
Las imágenes deben ser sencillas: puede que usted entienda completamente el tema pero para quienes verán su presentación podría ser completamente desconocido. Probablemente no sea el momento de tomar imágenes muy estilizadas con iluminación caprichosa y efectos dramáticos, así que mantenga la simplicidad. Asegúrese de mantener como centro del cuadro lo que constituye el meollo del tema, sostenga la cámara fija y solamente haga disparos ‘artísticos’ como algo extra si tiene tiempo. Y vale la pena decir lo obvio: mantenga el enfoque. Se trata de componer buenos y simples planos que narren su historia de una forma obvia.
 
Puede que no logre tomar fotografías tan impresionantes como estas, pero mire su simplicidad y su impacto, y tenga una idea de cómo funcionan con el audio.
 
Si está tomando fotos de personas, siempre pídales permiso. Cáptelas en primer plano o en plano intermedio, el objetivo fundamental es ver a las personas de manera clara. Lo mismo se aplica a los objetos o lo que se quiera destacar.
 
Por ejemplo, si su tema son los animales silvestres necesitará algunas imágenes detalladas. Una presentación de diapositivas compuesta de fotos de paisajes distantes, con los animales a lo lejos será difícil de seguir y carecería de impacto. Por el contrario, si todas las imágenes fueran de primeros planos, mirar la presentación podría resultar agotador. Asegúrese de que haya variedad. Si está en una conferencia no use muchas imágenes de los panelistas sentados en una fila. En vez de eso, capture primeros planos con los gestos de los participantes, o quizás imágenes de los periodistas tomando notas, cualquier cosa que  amplíe el enfoque.

Las presentaciones de diapositivas con audio son estupendas para dar vida a los archivos, como documentos y colecciones de imágenes antiguas. Los primeros planos funcionan muy bien con documentos escritos si se limitan estrictamente a pasajes clave.
 
Esta presentación muestra un muy buen uso de las imágenes, del tratamiento de los primeros planos y un sutil movimiento.
 
De regreso a la oficina
 
Hay muchos paquetes de software de presentación de diapositivas con audio, desde los que son gratuitos como MemoriesOnWeb y Picasa, hasta los pagados como Soundslides. Este último es, en mi experiencia, el más flexible.
 
No transcriba sus grabaciones palabra por palabra. No es eficiente y sugiere que no conoce verdaderamente lo que acaba de grabar. Le recomiendo escuchar el material a medida que lo transfiere a un software de edición y tomar pequeñas notas de los buenos sonidos y posibles clips de las entrevistas. Experimente con voces alternas, intercaladas con sonidos ambientales, efectos de sonido o música.
 
El mejor tamaño de las fotos para una presentación de diapositivas con audio es 976 x 549 pixeles, que corresponde a la proporción del aspecto normal de los monitores. Recorte sus imágenes a este tamaño, pero si no puede entonces lo mejor es usar el formato original (también en este caso trate de ser consistente). Recorte arriba y abajo si el original es demasiado estrecho, o si es demasiado ancho busque un foco de atención y recorte en consecuencia.

Técnicas de producción
 
Con un software como Soundslides, se puede pasar de una diapositiva a otra ya sea cortando o disolviéndola. También se la puede desvanecer a negro en cualquier momento, aunque por lo general esto se reserva para el comienzo y para el final. Y se puede acercar y alejar o desplazarse hacia la izquierda o la derecha.
 
Se puede determinar la duración de estas acciones, aunque la experiencia le enseñará que los acercamientos o desplazamientos rápidos producen un aspecto desagradable y poco profesional. También puede creer que al hacer un zoom rápido está impregnando energía, pero si lo repite una y otra vez, se vuelve una molestia y una distracción. Los movimientos muy pequeños son mucho más eficaces y evitan, además, que las imágenes ‘vibren’ o tiemblen.  
 
En estos dos ejemplos vemos una breve descripción de la vida en el Servicio Mundial de la BBC, en la oficina de producción y en el micrófono, para ayudarle a visualizar algunas de las buenas y malas prácticas.

Ejemplo 1



El primer video muestra recortes poco consistentes, desplazamientos y acercamientos muy rápidos, ritmo errático (donde algunas tomas importantes son apresuradas y las imágenes de ‘relleno’ menos importantes, como los archivos y relojes, se mantienen demasiado tiempo), e imágenes que no cambian a ritmos lógicos, por ejemplo a tiempo con la música.

Ejemplo 2
 


Este segundo video es mucho mejor. Demuestra consistencia en los cortes (no hay líneas negras o vacíos), y tiene mínimos desplazamientos y acercamientos de manera que las imágenes pueden apreciarse realmente. Las fotografías más significativas se mantienen por más tiempo que las imágenes casuales de ‘relleno’, y las imágenes cambian al compás de la música. Si la gente estuviera hablando, las imágenes también cambiarían a un turno lógico en consonancia con las palabras.
 
Cinco preguntas claves
 
Estos ejemplos son muy cortos y contienen música solamente como banda sonora, pero permiten ver los fundamentos del desarrollo de una presentación de diapositivas con audio. El resto le corresponde a usted y le recomiendo experimentar. Hágase cinco preguntas cuando esté trabajando o planificando trabajar una presentación de diapositivas con audio:
 
Mi tema ¿es adecuado para una presentación de diapositivas con audio?
Mis entrevistas ¿tienen un discurso claro y de buena calidad técnica?
Mis imágenes ¿son buenas, distintas y lo suficientemente obvias?
Mis imágenes y mis audios ¿funcionan bien juntos?
Los desplazamientos, acercamientos y cambios de imágenes ¿son relevantes para la historia?

Si puede responder sí a ellas, entonces adelante. Y ¡buena suerte!

John Escolme es periodista audiovisual de BBC History y proporciona contenidos de Historia para esta cadena. Culminó su posgrado en periodismo en 1992 y ha trabajado en varias salas de redacción y de comerciales de la BBC. Sus funciones incluyen la producción de radio y televisión y trabajos de seguimiento-presentación en televisión.
 
Presentación de diapositivas con audio seleccionadas en SciDev.Net:
Brasil: el bosque represado
 
La versión original de este artículo se publicó en la edición global de SciDev.Net