América Latina y el Caribe

  • Develando los mecanismos de acción del mal de Chagas

    Rodrigo de Oliveira Andrade

    17/11/15

De un vistazo

  • Análisis de ADN de un vector de la enfermedad revela importantes pistas sobre su adaptación

  • Hallazgos son una guía para investigaciones más profundas

  • También servirán para desarrollar nuevos métodos de control del insecto vector

[SÃO PAULO] Estudios brasileños están impulsando la comprensión sobre cómo el Trypanosoma cruzi, causante de la enfermedad de Chagas, interactúa con el organismo del insecto Rhodnius prolixus, uno de sus principales vectores.
 
Los resultados de uno de ellos, basado en el análisis del ADN del insecto, fueron presentados en la revista PNAS (16 de noviembre).
 
Los investigadores identificaron genes involucrados en el proceso de digestión del R. prolixus que podrían haber favorecido su adaptación para alimentarse de sangre.

“Estos estudios impulsarán las investigaciones sobre la biología de los vectores y los mecanismos de transmisión del parásito”.

Ana Claudia Torrecilhas, Universidad Federal de São Paulo


Además, identificaron agentes que absorben toxinas en el intestino del insecto, permitiéndole eludir los insecticidas usados para su control.
 
El estudio es fruto de un consorcio internacional de investigación que intenta identificar partes del genoma que codifica proteínas en el tubo digestivo del insecto.
 
La identificación de esas partes representaría una guía de herramientas para nuevas investigaciones, según el biólogo Pedro Lagerblad, del Instituto de Bioquímica Médica de la Universidad Federal del Rio de Janeiro (IBqM-UFRJ) y uno de los autores del artículo.
 
Al analizar el estudio, Walter Terra, biólogo del Instituto de Química de la Universidad de São Paulo (IQ-USP), comenta: “las peculiaridades presentadas podrían aprovecharse para desarrollar nuevos métodos de control del insecto vector”.
 
A diferencia de otras enfermedades transmitidas por insectos, el mal de Chagas se contrae por el contacto con las heces del R. prolixus, así que entender cómo los factores inmunes del insecto retienen o eliminan el parásito podría conducir a nuevos mecanismos de control de la enfermedad.
 
Precisamente, una técnica molecular desarrollada por otros investigadores brasileños está ayudando a monitorear el desarrollo del parásito en el intestino del R. prolixus.
 
El método consiste en extraer el ADN del intestino de los insectos infectados y cuantificar el material genético del T. cruzi, permitiendo identificar las etapas involucradas en la colonización del intestino del insecto por parte del parásito, el establecimiento de la infección y su desarrollo, según un estudio publicado en PLoS Neglected Tropical Diseases (23 de octubre).
 
“Verificamos que en el primer día dentro del intestino del R. prolixus, 9 de cada 10 parásitos mueren”, dice a SciDev.Net el zoólogo Didier Salmon, también del IBqM-UFRJ y autor principal del artículo.
 
Pese a la liberación constante de su forma infecciosa en las heces, muchos se mantienen en el intestino del insecto, anidando en la pared intestinal, donde permanecen agrupados mientras el insecto digiere la sangre que chupó.

“Investigaremos las razones por las cuales los parásitos mueren en las primeras horas después de entrar en el intestino y cómo se agrupan, forman nidos y se multiplican”, dice a SciDev.Net.
 
Para la bióloga Ana Claudia Torrecilhas, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Federal de São Paulo (Unifesp), estos estudios impulsarán las investigaciones sobre la biología de los vectores y los mecanismos de transmisión del parásito.
 
El estudio publicado en PNAS tiene el apoyo de FAPESP, uno de los donantes de SciDev.Net. 

Enlace al artículo completo en PLoS Neglected Tropical Diseases

Enlace al resumen del artículo en PNAS