América Latina y el Caribe

  • Epidemia de cesáreas en América Latina

    Claudia Mazzeo

    01/03/17

De un vistazo

  • Estudio encontró aumento de cesáreas en mundo en desarrollo sin causas médicas que la justifiquen

  • Brasil tiene la tasa de cesáreas más alta del mundo, llegando a casi 100% en sector privado

  • Pero en África tasas están por debajo de lo recomendado, aumentando riesgos para madre y feto

[BUENOS AIRES] La tasa de cesáreas aumentó en 150 por ciento en promedio en el mundo en los últimos 25 años, aunque de manera desigual. Mientras que en América Central y sur de Asia se duplicó entre 2010 y 2015, en África se mantiene por debajo de los índices recomendados, lo que eleva diez veces la posibilidad de muerte materna y cinco la de muerte fetal en comparación con el parto vaginal, comprobó un reciente estudio.

Mujeres de nivel económico más bajo asocian la cesárea con mejor atención, demandándola ellas mismas en muchos casos”.

José Belizán, Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria

 
“La cesárea se generó como medida extrema para salvar la vida materna y del niño. Pero hay un crecimiento enorme de su práctica en el mundo y con cierta inequidad: países muy pobres con cifras muy por debajo de lo requerido, y otros con tasas muy altas, sin causas médicas que lo justifiquen”, dice a SciDev.Net José Belizán, autor de la investigación publicada en Acta Obstétrica y Ginecológica Escandinava (20 de enero).
 
Realizado por profesionales de 15 instituciones, el estudio abarcó casi 400 mil embarazadas de Guatemala, India, Kenia, Pakistán, Zambia y República Democrática del Congo. Ellas fueron supervisadas durante la gestación, el parto y las seis semanas posteriores.
 
“Mientras que la tasa de cesáreas justificadas desde el punto de vista médico ronda el 10 y  15% , en Argentina esa práctica supera el 60% en centros privados. Brasil es el país con más tasas de cesáreas del mundo, con 54% en promedio, alcanzando casi 100% en el ámbito privado y cerca del 35% en el público. Estamos muy preocupados; en América Latina enfrentamos una epidemia de cesáreas”, afirma Belizán, del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria.
 
“Nos  preocupa no sólo la irrupción en un proceso natural  sino también las consecuencias adversas para la salud materno-infantil, tanto a corto como a largo plazo”,  dice el especialista.
 
Infecciones posparto, muerte fetal, ruptura uterina y placenta previa en el embarazo siguiente, son algunas de las consecuencias observadas en el estudio.
 
La percepción del parto con cesárea también ha cambiado. “Mujeres de nivel económico más bajo asocian la cesárea con mejor atención, demandándola ellas mismas en muchos casos”, dice Belizán. En África, las bajas tasas de cesáreas registradas, según el estudio, alertan sobre la necesidad de mejorar el seguimiento durante los embarazos para detectar a tiempo las complicaciones e incrementar la ayuda asistencial disponible.
 
“Sin duda la falta de personal capacitado, medicamentos, materiales estériles e infraestructura sanitaria, sumada a las barreras para acceder a los centros médicos, ya sea por lejanía o por recomendaciones en contra de quienes tradicionalmente asisten los partos, determinan la baja tasa de estas prácticas”, comentó a SciDev.Net Idrissa Beogo, de la Universidad Laval, en Québec, Canada.

> Enlace al resumen del artículo