América Latina y el Caribe

  • Ante una crisis de asma, pacientes pueden usar las TIC para manejarla

  • Tecnologías de comunicación, aliadas de pacientes con asma

    Lucina Melesio

    14/08/17

De un vistazo

  • WhatsApp, correos electrónicos, SMS y Facebook , los favoritos para recibir información

  • TIC pueden cambiar la forma en que médicos se mantienen en contacto con pacientes asmáticos

  • Sin embargo, advierten que TIC son útiles para seguimiento pero jamás para diagnósticos

[CIUDAD DE MÉXICO] Pacientes con asma de cinco países latinoamericanos prefieren usar mensajes SMS y de WhatsApp sobre otras tecnologías comunes de comunicación para comunicarse con sus doctores y recibir información, revela estudio.
 
Publicado en la revista de la Sociedad Respiratoria Europea, el estudio reporta los resultados de una encuesta a 673 pacientes asmáticos –cuya edad media fue de 43.4 años y más de dos terceras partes fueron mujeres– en Ecuador, Argentina, México, Perú y Venezuela.

Les puedo solucionar 24 o 48 horas de preocupación a mis pacientes con tan solo un mensaje. La molestia es ínfima comparada con la tranquilidad que le da al paciente”.

Germán Ramón, Hospital Italiano Regional del Sur en Argentina

 
La encuesta midió el nivel de interés de los pacientes por recibir información para manejar su enfermedad –conteo de polen, niveles de ozono, recordatorios para tomar sus medicinas y recomendaciones– y su interés en comunicarse con sus médicos o clínicas mediante tecnologías de información y comunicación (TIC).
 
Los pacientes manifestaron un alto interés en recibir información mediante WhatsApp (61,5%), SMS (58,5%), E-mail (43,6%) y Facebook (32,0%). Para comunicarse con sus médicos, los medios predilectos fueron SMS (60%), WhatsApp (58,4%), E-mail (41,5%) y Facebook (30,4%).
 
Iván Cherrez, investigador de la Universidad Espíritu Santo en Ecuador y coautor del estudio, dijo a SciDev.Net que la preferencia por WhatsApp –principalmente entre los jóvenes– probablemente sea porque las compañías telefónicas en América Latina ofrecen planes que incluyen mensajes ilimitados en la aplicación.
 
“Los médicos podrían pensar en hacer guardias de WhatsApp, y el doctor podría contestar desde su casa”, señaló Cherrez. Ello tendría beneficios tanto para pacientes en poblaciones remotas como para médicos que, por su edad o circunstancias, tienen problemas para desplazarse, subrayó.
 
Otro coautor del estudio, Germán Ramón, alergólogo e inmunólogo del Hospital Italiano Regional del Sur en Argentina, afirmó a SciDev.Net que WhatsApp le es sumamente útil para monitorear la evolución de los tratamientos de sus pacientes. “Me pueden enviar imágenes, que aunque no son diagnósticas, son mucho mejores que una descripción”, dijo Ramón. Pero aclara que el WhatsApp debe utilizarse solamente como herramienta de seguimiento, no de diagnóstico.
 
“Les puedo solucionar 24 o 48 horas de preocupación a mis pacientes con tan solo un mensaje. La molestia es ínfima comparada con la tranquilidad que le da al paciente”, añadió.

Sin embargo, Salvador Esteva, pediatra del Hospital Infantil de México, quien no participó en el estudio, advierte que aunque la herramienta es útil para seguimiento, los pacientes frecuentemente la confunden con disponibilidad para dar consulta por WhatsApp.

redes asma
Cortesía de Salvadore Esteva, para SciDev.Net.
 
“Los médicos deben dejar las reglas muy claras, y los pacientes deben usar su sentido común”, dijo Esteva, quien en su WhatsApp tiene como imagen de perfil una leyenda que dice “no doy consulta por:” seguida de una lista de íconos de múltiples redes sociales. 
 
Enlace al artículo completo en Journal of the European Respiratory Society