América Latina y el Caribe

  • Brasil lanza plan de ciencia junto a llegada de Rousseff

    Luisa Massarani

    03/11/10

[RIO DE JANEIRO] El gobierno brasileño dará a conocer sus propuestas de política científica para la próxima década, las que se someterán a una consulta pública dentro de los próximos días. 

Se espera que las recomendaciones del Ministerio de Ciencia y Tecnología permanezcan inalteradas bajo el mandato de Dilma Rousseff, elegida el domingo pasado (31 de octubre) como la sucesora del presidente amigo de la ciencia Luiz Inácio Lula da Silva

Durante su campaña, Rousseff dijo que mantendría el fuerte apoyo de Lula a la ciencia, para convertir a Brasil en una “potencia científica”. 

Las recomendaciones para la política surgieron a partir de discusiones sostenidas durante la 4ª Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), realizada en Brasilia a principios de este año (6 a 8 de mayo) y a la que asistieron 4.000 personas de la comunidad científica, sectores educacionales, gobierno sector privado e industria. 

Luiz Davidovich, coordinador de la conferencia y profesor de la Universidad Federal de Río de Janeiro, dijo que el documento contiene lineamientos para una política de CTI “desde la perspectiva del desarrollo ambiental, social y económico sustentable”. 

“El documento proporciona una amplia variedad de propuestas: aborda la innovación en la sociedad y en las empresas, el desarrollo de la ciencia, la necesidad de una revolución en la educación, el desarrollo sustentable de biomas nacionales y tecnologías sociales y estratégicas”, dijo a SciDev.Net

Una de las recomendaciones es considerar la innovación como un enfoque estratégico —tanto en la comunidad científica como en el gobierno— y aumentar el rol que las empresas privadas juegan en la innovación. En la actualidad es principalmente el gobierno el que lleva adelante la innovación. 

El documento también argumenta que las inversiones en ciencia deberían aumentar de uno por ciento del PIB a 2,5 por ciento en el año 2020. 

Se sugiere un programa de “rescate de cerebros”, que apuntaría a que talentosos científicos jóvenes retornen desde el extranjero y que atraería a científicos extranjeros para que vivan y trabajen en Brasil. 

El documento dice que se deberían fomentar mecanismos para capacitar y retener científicos en regiones donde actualmente falta una infraestructura científica sólida, como ocurre con algunos estados del noreste y el norte del país. 

También hay propuestas para establecer un programa nacional de divulgación de la ciencia para 2011–2022, incluyendo un presupuesto y mecanismos de capacitación.