América Latina y el Caribe

  • Científico dona premio para investigación en mandioca

    Fred Furtardo

    21/04/14

De un vistazo

  • El investigador Nagib Nassar fue galardonado con el Premio Kuwait 2013 en Ciencia Aplicada en el área de Medio Ambiente

  • Nassar, de 76 años, ha trabajado en el mejoramiento de la mandioca y es profesor emérito de la Universidad de Brasilia

  • Con los US$100 mil del premio creará un fondo para premiar anualmente al mejor proyecto sobre mandioca en esa universidad

[RIO DE JANEIRO] La investigación sobre mandioca (Manihot esculenta) o yuca, una raíz considerada la segunda fuente más importante de almidón en el mundo, recibirá próximamente un impulso gracias a la decisión del investigador Nagib Nassar de usar el dinero de un premio para crear un fondo de apoyo para jóvenes científicos del área.
 
Nassar, profesor emérito de genética de la Universidad de Brasilia (UnB), Brasil, recibió en marzo el anuncio de que fue galardonado con el Premio Kuwait 2013 en Ciencia Aplicada en el área de Medio Ambiente.
 
Concedido por la Fundación para el Progreso de la Ciencia de Kuwait (KFAS, en su sigla en inglés), el premio busca dar apoyo a las investigaciones científicas y alentar el trabajo de investigadores de origen árabe; Nassar es originario de Egipto.

 

“La idea es depositar el dinero en una cuenta de ahorro y destinar el rendimento anual al mejor proyecto sobre mandioca entre alumnos de doctorado y nuevos doctores”.

Nagib Nassar

Según la KFAS, el premio –que se entregará en diciembre- rinde homenaje a las décadas de trabajo de Nassar en genética vegetal para el mejoramiento de cultivos que benefician a la humanidad.
 
“El comité consideró además el valor del trabajo del profesor Nassar en la preservación de las características de especies vegetales que representan el alimento básico para 800 millones de personas”, dice a SciDev.Net Taher Al-Sahhaf, director de la Oficina de Premiaciones de la KFAS.
 
Para Hernán Ceballos, investigador de mandioca del Centro Internacional para la Agricultura Tropical (CIAT), en Colombia, el premio reconoce los esfuerzos de Nassar en el trabajo con una planta que raramente recibe la debida consideración de los tomadores de decisión en los países en desarrollo donde se cultiva.
 
“La mandioca merece más atención por su relevancia para la seguridad alimentaria y la generación de ingresos para agricultores con pocos recursos. Es la segunda fuente más importante de almidón, pero solo recibe de 5 a 10 por ciento de los recursos destinados a cereales”, dice Ceballos a SciDev.Net.
 
Nassar tiene 76 años y dice estar preocupado por la continuidad de sus investigaciones cuando él ya no pueda seguir a cargo. Por eso decidió dedicar los US$ 100 mil del premio para crear un fondo de apoyo en la UnB, que permita atraer y mantener a los jóvenes investigadores en mandioca.
 
“El rendimiento del fondo será un incentivo para ellos. La idea es depositar el dinero en una cuenta de ahorro y destinar el rendimento anual al mejor proyecto sobre mandioca entre alumnos de doctorado y nuevos doctores”, explica Nassar a SciDev.Net.
 
Tanto la KFAS como Ceballos consideran que la decisión de Nassar de donar el premio prueba su dedicación a esa área de investigación y a los jóvenes científicos.
 
“Estamos orgullosos de tenerlo como ganador del premio Kuwait”, declaró Al-Sahhaf.
 
“El profesor Nassar es muy generoso y este gesto solo resalta su compromiso con la mandioca y con la educación”, concluye Ceballos.